Publicado por Architectural Digest España
24 de marzo de 2023
Escrito por Eva Morell

 

Ver el artículo original publicado en español

 

Ver la versión pdf en español

 

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

Milán es el centro del diseño mundial, por lo que no es de extrañar encontrar joyas del interiorismo como esta, diseñada por Chromastudio. Este apartamento en el centro de la ciudad es un homenaje a lo italiano, a los colores vibrantes y la luz.

 

La renovación de la casa fue radical, redistribuyendo en sus 90 metros cuadrados los espacios para hacerlos más funcionales y prácticos para la vida diaria. Lo viejo da paso a lo nuevo, pero siempre desde un punto de vista de recuperación del lugar, donde la geometría, el color y los contrastes son las claves en todo el proyecto. Todas las habitaciones cuentan una historia, con elementos y colores comunes como hilo conductor.

 

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

La pintura de Giorgio Pasqualetti "Rovell n.16", un acrílico sobre lienzo cuyas abstracciones geométricas dan a la pared un aspecto tridimensional y añaden mucha energía a todo el ambiente.

El salón-cocina es el corazón de la vivienda


Se crea una zona de estar más amplia, un cuarto de baño más cómodo y más espacio de almacenaje. El salón-cocina es el corazón de la vivienda, de techos altos y paredes luminosas pintadas de ceniza claro, que se abren a un contraste entre los tonos fríos y cálidos protagonizado por el sofá color óxido de Habitat y el mobiliario en tonos oscuros. La cocina está abierta a la estancia, a modo de monolito, en un intenso color azul cobalto; ha sido diseñada por Cesar Cucine y Mo1950 a medida para el cliente. Este vibrante tono también se utiliza en el pasillo de entrada, creando una pequeña bóveda a modo de túnel monocolor para dar la bienvenida al apartamento.

 

No solo la geometría y el color son aspectos destacados, Chromastudio quiso que el arte y el diseño made in Italia fueran un valor añadido y, por eso, eligió, como pieza principal de la sala, al artista abstracto Giorgio Pasqualetti y su obra "Rovell n.16", un acrílico sobre lienzo cuyas abstracciones geométricas dan a la pared un aspecto tridimensional y añaden mucha energía a todo el ambiente. Además, el toque más personal y artesano lo pone la lámpara de la diseñadora Paola Croci, llamada "L'incluso".

 

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El dormitorio principal de esta vivienda en Milán combina colores fuertes pero en tonos suaves, creando una sensación de relajación y comodidad.

La paleta de la casa es suave y armoniosa, en arcilla, azules y grises claros


El color es la conexión entre todo el apartamento, combinando materiales de alta calidad y respetuosos con el medio ambiente. La paleta es suave y armoniosa, en arcilla, azules y grises claros, creando un ambiente tranquilo y relajante que se destaca, aún más, en los dos dormitorios, donde el color se suaviza, iluminando las habitaciones y creando una sensación de calidez e intimidad.

 

El cuarto de baño fue totalmente reformado para ampliar su tamaño, adaptándose a las necesidades del cliente. Utilizando una gama más neutra de colores, se conecta al resto de la vivienda, ya que se accede desde el pasillo de la entrada, destacando el tono azul en su interior.

 

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

La cocina es la protagonista del apartamento, diseñada a medida por Cesar Cucine y Mo1950. Está pensada con un aire retro, combinando azulejos de color con materiales más innovadores, como el suelo.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El salón-cocina es abierto, convirtiendo el área en un espacio funcional, práctico y lleno de luz.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El salón tiene un contraste entre tonos fríos y cálidos, con las paredes en verde y ceniza y el color óxido del sofá.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El cuadro de Giorgio Pasqualetti y la lámpara de cristal de Paola Croci emergen de la pared del fondo dándole valor.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El dormitorio principal combina la gama de colores en tonos más suaves, creando una sensación de relajación y comodidad.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El mobiliario se pensó para convertir la habitación en el espacio perfecto para descansar. Un espejo de Zara Home y la mesita Palladium de Spinzi.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El dormitorio infantil juega con las formas geométricas y los contrastes de color.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

La paleta es suave y armoniosa, en arcilla, azules y grises claros, creando un ambiente apto para niños.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El revestimiento de hormigón pulido crea una sensación texturizada en uno de los baños, convirtiéndolo en la idea del spa en casa, jugando con las luces artificiales y naturales a la vez.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El acceso al baño principal se hace desde el pasillo de entrada, conectándose de manera natural con el azul intenso del resto del apartamento.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

El cemento pulido y las texturas convierten al cuarto de baño en un spa casero.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

La luz es una de las claves del baño, que utiliza una paleta de color más neutra y cálida.

Imagen cortesía de Riccardo Gasperoni

Los elementos decorativos tienen un factor común, el negro, como hilo conductor de todas las estancias.

GET IN TOUCH

SUBSCRIBE

Full Name *

Email Address *

Copyright © 2024, Art Gallery Websites by ArtCloudCopyright © 2024, Art Gallery Websites by ArtCloud